Un centenar de excursionistas participan en la quinta edición de la marcha ´El balcón de Las Arribes´

Fuente: La Gaceta de Salamanca

Olegario conoce esta tierra como si fuera el jardín de casa. Es el guía encargado de revisar el recorrido unos días antes de la ruta, quien conduce la marcha y marca el ritmo de los caminos. Tras él, cien senderistas llegados a Pereña de la Ribera le siguen los pasos para completar los catorce kilómetros de esta ruta llamada "El balcón de Las Arribes". Entre medias, abajo entre peñascales, aguardan los fabulosos paisajes que envuelven a los ríos Uces y Duero.

Dice Olegario nada más partir que habría que remontarse varias décadas para encontrar un año tan seco como éste. "Fíjese lo que le digo, que yo casi no recuerdo haber visto así el Pozo de los Humos, que apenas corre un regato donde antaño se veían manantiales", dice el guía. Cierto que no atruena como otras veces el agua despeñándose desde cientos de metros en el Pozo Airón o el Pozo de los Humos, pero no menos cierto que el espectáculo de colores y sonidos en este rincón de Las Arribes es siempre embriagador y misterioso.

Tocó madrugar para hacer camino en Pereña. No eran las nueve, con el frío espantando a la primavera, cuando los senderistas se fueron concentrando frente a la puerta del Ayuntamiento. Por delante, requiebros, pendientes y algún que otro resbalón. Y al final, como no podía ser de otra forma, una barbacoa para recuperar fuerzas. Poco importa la sequía a los senderistas. El verde siempre se abre paso en Las Arribes como las huellas de sus botas en los caminos.

©Todos los derechos reservados, reyconet.es