La concentración motera ´Ibéricos´ concluye con la visita a la fábrica de obleas Pan de Ángel y una paellada

Fuente: Lasarribesaldia.es

Cerca de 180 aficionados a las dos ruedas han vivido este fin de semana la quinta edición de la concentración Motera ´Ibéricos´ que organiza el Motoclub ´Todo por la moto´ y que se ha desarrollado a lo largo del sábado y domingo con distintas actividades.

Con 140 inscritos, además de los miembros del Club motero, con representantes de distintos puntos de la comarca de Vitigudino, el sábado se abría en el bar El Retiro la inscripción de participantes, para proseguir con una ruta por los bares de la localidad y un baño en la tarde en las piscinas municipales de Vitigudino.

Con la noche llegaba una extraordinaria parrillada ofrecida por el bar Maitai, un  momento al que seguiría el espectacular desfile de antorchas con salida desde la pastelería Osnie y que daría paso a una larga madrugada por los establecimientos de copas.

Visita a la fábrica de obleas Pan de Ángel, en Cipérez

La jornada del domingo comenzaba con la visita a la fábrica de obleas Pan de Ángel, de Cipérez, instalaciones en las que Fabián Martín y familia procedían a explicar a medio centenar de moteros el proceso de la elaboración de obleas, dulce realizado con productos totalmente naturales de primera calidad (leche, huevo, azúcar y harina), y la historia de esta familia, con cinco generaciones dedicadas a la elaboración de este rico producto y cuyo reconocimiento se extiende a lo largo y ancho de la Península Ibérica.

La amabilidad que siempre ha dispensado esta familia a sus visitantes se veía reforzada, además, con la entrega de una bolsa de productos Pan de Ángel a cada uno de los asistentes que minutos más tarde se daban cita en el bar Hernández de esta localidad.

En este lugar, los moteros participaron en una degustación de productos ibéricos ofrecida por Embutidos J. M. Hernández, empresa que mantiene intactos los cánones de elaboración al seguir los pasos tradicionales en el proceso del curado y secado de embutidos.

Al regreso de Ciperéz, motoristas y acompañantes se reunían en el Mercado de Abastos para presenciar en pantalla gigante el Gran Premio de Italia de motociclismo, al mismo tiempo que daban cuenta de una exquisita paella que pondría fin al programa de esta 5ª Concentración Ibéricos y que ha resultado un nuevo éxito.

©Todos los derechos reservados, reyconet.es