Mieza recoge una cosecha histórica de cereza en cantidad y calidad

Fuente: SalamancaRtvaldia.es

Los agricultores de Mieza comenzaron el pasado fin de semana a recoger una cosecha histórica de cereza si se tiene en cuenta la reducción de productores en los últimos años. Aun así los datos ofrecidos por el presidente de la Cooperativa de Mieza, Teo García Sánchez, son espectaculares si se comparan –además– con los de 2016, año de una mala cosecha con tan solo 33.000 kilos de cereza industrial. A diferencia de lo sucedido en la Sierra, en Arribes los cerezos se han portado este año.  

Así las cosas, hasta el momento son ya más de 60.000 los kilos de este fruto para conserva que han entrado en la cooperativa, algo menos de una tercera parte de lo que apuntan las previsiones. Teo García cifra que a finales de junio, momento en el que se prevé el final de la campaña, en Mieza se hayan cosechado más de 190.000 kilos de cereza, el 90% de industria para conserva. Cabe recordar que en 2015 la cosecha superaba los 200.000 kilos, pero como recordaba el presidente de la cooperativa, “cada año que pasa somos menos productores”.

Miguel Ángel Martín es uno de tantos productores de Mieza que este miércoles estaba con toda su familia en una de sus plantaciones de cereza, afanados en la recogida para aprovechar la tarde antes de atender su rebaño de ovejas a última hora. Y es que además de la cantidad, en sus cajas de cereza de plaza podía observarse la calidad del fruto, con un sabor y una textura de la que este diario puede dar fe y que tanta fama ha dado a la cereza de Mieza.

También, el alcalde de la localidad, Ismael García, se mostraba contento con la cosecha de este año, pues estima que su producción pasará de los 3.000 kilos, una cifra importante en la actualidad, pues como recordaba el presidente de la cooperativa, “la mayoría somos gente mayor, jubilados que intentamos mantener las plantaciones hasta que podemos”.

Según señalaba Teo García, la cereza de la campaña ya está ajustada a un precio de 0,80 €/K. a la misma empresa que el año anterior, cantidad que consideran razonable. El motivo de esta supercosecha está claro, la escasez de lluvias durante la floración y la fortuna de que las tormentas de los últimos días no pararon en Mieza. Ahora, “con el aire del norte, nos tocará sufrir el calor en la recogida”, apostillaba el presidente.    

©Todos los derechos reservados, reyconet.es